Sobre la Isla-Polar, enredos, cabellos y azufre.

Uncategorized

Nuestra isla de hielo ha decidido cambiar de nombre. No hemos sido nosotros. No he sido yo, ni las ninfas, ni los dioses con nombres-humanos ni Campanita. En Nuestro-mundo de colores no queremos etiquetar a nadie y menos clasificarlo con un nombre. Como desconocía su nombre me refería a ella describiéndola lo mejor que podía: es, la isla-de-colores-con-base-de-hielo-que-vista-desde-la-tierra-parece-un-parahelio. Ella se llama así misma Isla-Polar, pues sigue dirección norte según las indicaciones que Anu nos ha proporcionado para orientarnos en lo extraño del universo y cuando nos referimos con ese nombre cuando hablamos con ella, esta sonríe y parece que brilla más.

Anu ( la diosa-celta) se entretiene en peinar el cabello de Campanita. Le susurra al oído que todas las cosas que los seres-racionales-superiores-arrojan al mar se deposita en el fondo de los océanos y se enreda en el pelo de Sedna. Cuando esto ocurre Sedna llama a los habitantes del mar hacia las profundidades y las ballenas desaparecen durante algún tiempo. Nuestro océano de la Isla-Polar-que surca los cielos-sumarios de Anu permanece impoluto. Nadie en nuestra isla está dispuesto a ensuciar las aguas de las inuits.

Me he acercado a ellas pues yo también quiero aprender junto a Campanita la forma de peinar el cabello de Sedna.

Pero Anu nos tiene reservada una sorpresa. Después de explicarnos como limpiar el cabello de Sedna ha llegado el momento donde nos ha hablado de enredos y aire.

La forma que adopta el cabello en Campanita depende de una sustancia que los griegos y los romanos tenían como mágica y divina: el azufre. A diferencia del metal amarillo, el azufre en nuestros cuerpos no es volátil y adopta el olor de perfume divino en el pelo recién lavado.

Eso es algo que recordé de mi infancia: el cabello se ondula o se alisa en función de los puentes disulfuros entre las proteínas que forman el cabello. Por ello desenredar el pelo no es cuestión de fuerza sino de cuidados. Hidratarlos.

A veces se forman nudos y enredados sin tocarlo. Depende de la humedad del ambiente. Como los hilos que se enredan sin tocarlos.

Anu nos ha contado como hacer que el aire corra entre ellos, como hacer que se separen y el aire puro baile entre ellos. Campanita ha empezado a bailar de nuevo, pero esta vez bailo con ella.

En mis reflexiones quedan apuntes sobre enlaces covalentes, fuerzas de Van der Walls y enlaces de hidrógeno, pero de eso, hablaré en otra ocasión.

#Jacobo

Anuncios

3 comentarios en “Sobre la Isla-Polar, enredos, cabellos y azufre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s