Un gran beso Isla Polar.

Uncategorized

En medio de ninguna parte Jacobo me ha cogido por los hombros y me ha sacado de la Isla. Alma se ha subido al lomo.

Es hora de explorar el universo. Deja marchar la isla y que la naturaleza la haga evolucionar sin límites – me ha susurrado.

No sé dónde me llevará Jacobo. Mi razón está atrapada en la grieta de la Isla.

La Isla se declara libre de seres humanos. Quizás si vuelvo, aún me reciba mi faro.

Me invade una extraña melancolía. Soy un átomo de Boro que viaja por el universo con Jacobo, Alma y mis lobos.

Mis palabras de pierden en el vacío y no salen a recibirme.

Un gran beso Isla. Un gran beso.

Anuncios

Cuando un poema cambia el ritmo de mi Escritura.

Uncategorized

Cometí un error y provoqué dolor. Expulse de mi Isla a alguien a quien quería mucho por incertidumbres y malos entendidos en mi cabeza. A los seis meses conocí a alguien aunque piensen que fue antes. No, no fue antes. La conocí realmente en julio aunque cruzara palabras con ella antes. Entré en un mundo kafkiano del que tardé un año en salir, y del que salí hace un mes.

Hace una semana compré una serigrafia de Paula Bonet que me recuerda el daño que hice sin querer pero no soy capaz de ponerla en mi pared. Supongo que la regálare. Una mujer llorando en silencio pensando en sus ballenas.

He hecho un pacto con Jacobo. No lo abandono más y él permanecerá a mi lado.

Si algún día Campanita reclama su ballena, se lo daré gustoso pues es dibujado para ella. Y si quiere la serigrafias de Paula Bonet también se la regalaría. Pero un poema me ha hecho reflexionar y

Yo me recluyo en mi Mundo, que en definitiva es mi Isla y el universo por el que navega es mi día a día, mi forma de plasmar mi diario.

Dejo el mundo digital, Facebook, los dos blogs… Al menos temporalmente.

Adiós queridos amigos virtuales. Mi mundo es fascinante y he decidido vivirlo sin contarlo. Quien quiera saber, que me busque en la vida real y pregunte. Mi viaje a Sedna continúa.

Un gran beso.

Alma y yo

Uncategorized

Alma parece una protección de mi y yo parezco una protección de Alma. Aquí los dos estamos mirando el cielo y el mar inuit. Todos tenemos nuestras sombras, incluso Isla Polar.

El sol se encarga de proyectarla. Aunque no lo lea nadie, gracias Campanita por haber dado señales de vida hoy.

Futuro adiós a Sedna

Uncategorized

Grietas, suturas, deriva. Razones, sentimientos, PENSAMIENTOS. Vivir. Navegar en mi Isla. A solas con Alma. No encuentro ningún motivo para detener mi viaje en Sedna y uns vez llegue allí habré salido del anillo transneptuniano. Cuanto más me alejo del planeta-llamado-Tierra menos curvo será este manuscrito y yo seré mas Jacobo y menos Rafa.

Jacobo no juzga y cuanto más me alejo de la culpa menos me importa el juicio sobre mí de los demás. Lejos queda Kafka, cerca Marai y Hamsun.

La culpa, esa idea judeocristiana que nos impone normas. Mi corazón es mío, como la ilustración de Bonet. La Isla tiene parte de mi corazón en la grieta que dejo pasar la luz y me guió. Me gusta estar rodeados de libros. Heredé un limonero en mi faro. Yo planté un olivo y a la sombra de ellos me sentaré a leer y meditar. Dejaré la puerta abierta. Básicamente porque no tendré puertas.