Sobre Sartre

Uncategorized

Debo aprender a diferenciar entre vivir y hacer cosas. No es solo estar vivo, es sentir que con cada cosa que hago me acerca más a quien soy. Odio a Sartre

Anuncios

Fragmentos

Uncategorized

Al final soy yo quien desequilibra el rumbo del viaje. La ansiedad puede siempre conmigo. A veces angel, a veces polizón, pero siempre desviando el rumbo sin remedio. Desde aquí veo los Fragmento de la isla polar que salieron disparados por el efecto del accidente como bolas de Villar. Jacobo ha muerto y soy libre del cuervo pero ello ahora mismo no me reconforta. Llueven fragmentos de la Isla sobre mi nuevo mundo.

Curiosidad

Uncategorized

El mundo sin Jacobo es curioso. La creatividad no tiene límites y mucho de los miedos han sido apartados. El fragmento es pequeño y manejable y afortunadamente las abejas me han seguido a mi destierro. Sobre ellas galopaban las hormigas y curiosamente la manta que las cobijó iba flotando por el vacío existencial del universo y ha caído sobre mi justamente. Han llegado 8 abejas y 8 hormigas con dos reinas incluidas. Voy a descocer parte de la manta para hacer un spinnaker y tomar el rumbo de mi mundo particular. Camino de una Estrella concreta. Todos los pasos me dirijen hacia ella.

Manuscrito Curvo

Uncategorized

Solo quería alcanzar Sedna, y aquí estoy, en mi trozo de la Isla sin saber dónde voy pero feliz de seguir viajando. Alma a mi lado, la atracción de una Estrella marca mi rumbo. Sin Jacobo y sin nadie. Ahora soy yo. Mi nombre es Rafa y éste es mi mundo.

Los pies siempre dispuestos y las manos a alzarse, la sombra sin peso y sin sombra perseguida.

Sobre el dia que la Isla se fracturó irremediablemente.

Uncategorized

No lo he visto venir porque estaba en la otra parte de la Isla. Hemos chocado frontalmente contra un meteorito. La Isla se ha roto por la mitad y ahora viajo a la deriva en uno de los fragmentos. Alma iba conmigo en el momento del suceso. Mi dirección es la contraria a mi destino. No hay faro en mi trozo. No hay horno. La cicatriz se ha abierto y la razón se ha fugado. Sólo existe la montaña bajo mis pies

De cara a la veracidad de una sinfonía,
de la realidad hacia nosotros
más allá de todo pensamiento y lógica,
observamos:
no hay minotauro no hay laberinto
no hay universo ni océano. Nosotros lo hacemos existir.

El choque ha cogido desprevenido a Jacobo. Estaba entretenido justo en el lugar del impacto.

Empieza una nueva aventura sin meta en el camino.

Tres destinos son lo único que querría tener como paradas deseadas y obligatorias : Lisboa, Tenerife y Olvera.

Dichoso yo, porque olvidé el porqué del viaje y ya viajo solo. Jacobo ya no está.

Guardaré luto por él solo el tiempo justo. Jacobo va muerto, viva Jacobo. Una parte de mí muere con él, la otra se libera.