Sobre el miedo y las dependencias

Uncategorized

Que curiosos son algunos seres-racionales-historiadores. Hablan de héroes que han marcado puntos de inflexión en la historia. Son los llamados grandes-hitos-de-la-historia. Desde hace mucho tiempo cantan sus gestas y los estudian en sus libros-para-intelectuales. Todos esos héroes han muerto por una causa y aquel que no ha muerto cambia para siempre.

A un héroe se le exigen acciones heroicas, valientes, arriesgadas. Un héroe debe sufrir. Todos dependemos de ese héroe. El héroe no tiene vida. El héroe vive por y para los demás. Esta bien visto ser héroe en esta sociedad! Da igual que sí el héroe muere deje atrás una vida que no ha sido vivida por el.

No, no quiero héroes en mi vida. No soy ningún héroe aunque a veces me haya lanzado sin escudos a la batalla. Los seres-superiores y sus alter egos no son de mi mundo. Huyo de los corazones veloces y heroicos

Sobre laberintos de margaritas

Uncategorized

Me quiere…no me quiere…algo….poco…nada… Los seres-superiores a veces se entretienen en deshojar margaritas tratando de preguntarle al destino si la persona que ellos aman en silencio es la persona de su vida. Y mientras, van arrancando pétalo a pétalo la identidad de esa flor. Da igual el resultado, es siempre el mismo: la flor deja de existir.

20022015-_MG_8472.jpg

El sexto pétalo es el deseado. O el onceavo, o el 16, el 21, el 26…cosa que en pocas ocasiones ocurre. Y entonces cambian las reglas de juego pues en muy pocas ocasiones estos números aparecen: se convierte en un me quiere/no me quiere y se aprende a empezar por el orden que más les conviene. Así a adapta el ser-superior a las circunstancias de la vida, así obliga la sociedad a seguir hacia delante. Olvidando que el fin no justifica los medios.

En ello radica su inteligencia-emocional (no, no me he olvidado de hacer el alegato por la superioridad de los seres-inferiores respeto a la inteligencia emocional…).

Entre tanto caos no entienden que la vida tiene un orden: hay quien llama a este orden la “secuencia de Fibonacci”. 1,1,2,3,5,8,13,21,34,55…cada número es la suma de los dos números anteriores y su división con respecto al número anterior se aproxima gradualmente a la razón áurea y a pesar de que los números se van haciendo enormes, el cociente entre consecutivos se va acercando a un número que comienza con 1.61803399. Es como algunos-seres-científicos-con-bata-blanca-pero-espirituales llaman “proporción áurea” y es, a pesar de todo, un número irracional.

Todas las margaritas deben tener 13,21,34,55-como la Margarita africana que Woody Allen utiliza en alguna de sus películas- …pétalos. Pues todas las plantas del campo, todas las flores y todos los frutos siguen extrañamente esa secuencia.

Y este ser-superior trata de buscar la confirmación del amor en las margaritas equivocadas.

Podría hablar de un tipo de laberinto distinto en la inteligencia emocional: los laberintos de margaritas. Pero este es tema peliagudo -que opinará Jacobo?-

Para resolver este laberinto hay que seguir algunas normas:

– no deshojar ninguna flor
– no conformarse con margaritas de 8 pétalos.
– no buscar margaritas a las que le falten pétalos
– todas las margaritas son bellas.

Todo tiene un orden establecido por el ser-superior (iluso) y no se da cuenta de lo más curioso: la naturaleza impone el suyo propio.

A veces aparece una Margarita de 21 pétalos en un campo cubierto por margaritas de 13 y ésta pasa desapercibida. Dos margaritas de distintos pétalos pueden vivir una vida juntos, una vida bella. Pero cuando dos margaritas de 21 pétalos se encuentra en un mundo distinto al suyo, pueden sacar sus raíces del suelo, desplegar sus ramas al viento y dejarse deslizar juntas hacia su mundo de 21 razones. Entonces quizás, puedan vivir una vida bella, plena y llena de sonrisas. Salir a buscar juntas su mundo de 21 pétalos.

En ese ahora.

#historiasdejacobo

Sobre Szymborska y las tres palabras extrañas

Uncategorized

Estos seres-humanos a veces tienen reflexiones interesantes. Hay una ser-humano-peculiar cuyos pensamientos son dignos de pararse junto a ella y observar.

Ella me ha hecho reflexionar sobre las características del Ahora.

21022015-_MG_8680.jpg

Ahora. Ahora pretendo captar la esencia de una nube y describirla. Tengo que tomarme mi tiempo pero no puedo demorarme en hacerlo. Abrazo una nube ahora. Dentro de 1 minuto será la misma nube pero, con un minuto de diferencia. Cuando observe la nube en el ahora del minuto próximo esta nube que trato de describir será la nube que se marchó.

En esencia será la misma nube.

Me gusta la nube de ahora. El cielo es limpio y amplio. El azul de la mañana es fresco.

Las tres palabras extrañas de Szymborska : futuro, silencio y nada.

Cuando pronuncias la palabra futuro, la primera sílaba queda en el pasado. Me gusta como suena “fu” y como suena “tu” y “ro”. Quizás cada sílaba tiene existencia por separada.

El silencio: cuando pronuncias su nombre, se destruye. Hay silencios que comunican sin necesitas de acabar con el: miradas, gestos, sonrisas…

Y la Nada: cuando pronuncio la palabra nada, creo algo que no cabe en ninguna no-existencia. En nuestro “ahora” no cabe el concepto no-existencia: la nube es. Mañana será vapor de agua tal vez. Pero será la misma nube viajando con el viento y explorando nuevos caminos.

En el ahora no se pronuncia la palabra futuro, silencio o nada. Cada instante que vivimos es nuestro ahora y al final la suma de todos ellos se convierte en un ahora que puede ser muy bello.

#historiasdeJacobo

IMG_6908.JPG

Sobre poetas, reflexiones y miedos

Fotografia, Jacobo, Photography, Reflexiones, Uncategorized

En este mundo existen muchos seres-interesantes. Alguno de ellos se dedican a escribir libros. Si, si, libros.

En estas cosas-llamadas-libros suelen tener varias utilidades. Hay algunos seres-de-aspecto-intelectual que los usan como medio de adornos. Lo reconozco, como elemento paisajistico no me resultan llamativos, pero bien colocados en el interior de los que ellos llaman casa-hogar pueden resultar llamativos. Otros, los seres-escritores los usan para plasmar “su pensamiento”, y los demás seres son conocidos como seres-lectores.

20022015-_MG_8476.jpg

Existen muchos tipos de seres-escritores pero hay una clase de ellos (no es necesario recordar que estos seres-superiores-con-bata tienden a nominar las distintas clase de todo-lo-que-sea para poder clasificarlo) que se llaman POETAS.

Me gustan los poetas porque para ella no hay reglas. Pueden tomarse la licencia de subordinar la forma-gramatical como se les antoje. Hacen del mundo un mundo distinto.

Pues en mi viaje me crucé con las reflexiones de uno de ellos: un tal Jose Carlos Rosales. Un ser-interesante aunque no llega al nivel de ser-intelectual-peculiar.

José Carlos tiene un libro de reflexiones que el llama: El desierto, la arena. (Extraño nombre para un libro de reflexiones…) y en él nos habla del miedo y la duda: La duda es la guarida del miedo. Cuando aparece la duda, el miedo empieza a ser rentable.

Querido Jacobo: gracias a ese poema aprendí a desechar de mi vida el miedo rentable.

Hay dos formas de brillar: ser la llama que brilla, o el espejo que la refleja. Ser llama, es difícil porque hay que cuidar ese brillo. Ser espejo es más cómodo, pero es justo aquí donde surge la diferencia entre ser valiente o acomodarse a las circunstancias que te rodean.

Yo he desterrado al miedo rentable.

#historiasdeJacobo

IMG_6891.JPG

Sobre desvíos en los caminos

Uncategorized

Hay personas (si, si, personas, nada de seres-racionales, seres-superiores, seres-intelectuales, seres-racionales-con-bata-blanca ni ningún ser que se le asemeje!) que a veces se cruzan por tu camino. Pero claro, lo importante, como una luciérnaga me susurró al oído, es el camino que elijes. No es lo mismo coger la carretera de Beas que la de Aracena. A veces encuentras en la carretera de Aracena a gente que realmente quiere ir a Beas. Es ese tipo de personas que por alguna serie de razones-circunstanciales han tenido que desviar su camino. Aquella luciérnaga los llamó gente-interesante-de-conocer. Y estos días he conocido a personas-interesantes-de-conocer.

Todo eso me lo chivo una luciérnaga…

Sobre trastornos de alimentación.

Uncategorized

Los seres-racionales tienden a sistematizar sus ingestas de alimentos. Dentro de su enorme léxico ellos han clasificado estas ingestas (ya he discutido varias veces la necesidad que tienen estos seres-de-dos-patas de nominar todas las cosas para poder clasificarlas) en: desayuno, almuerzo y cena. A veces, en su empeño por perder el peso tras el exceso de alimentos que ingieren tienen que hacer unos regímenes estrictos de alimentos: las llamadas dieta.

Es ridículo que esto ocurra, pues cualquier ser-inferior sabe que sólo debe comer lo que necesita. Volviendo al tema que hoy ha suscitado mi interés para reflexionar y debatir con Jacobo (cuando éste decida finalizar su visita a sus primos Huginn y Munínn), estos seres han desarrollado todo un ritual para acompañar sus rutina culinaria. Hacer la comida, poner la mesa, servir el (la) desayuno (comida -cena), ingerir los alimentos recoger y limpiar.

Cuando estos seres-superiores enferman por defecto o exceso de comida acuden a los seres-racionales-con-bata-blanca-y-fonendo para arreglar su problema con el desequilibrio de comidas. A las madres le preocupa que su niño no coma!

Sin embargo en muchas ocasiones algunos seres-racionales no son conscientes que no sólo el cuerpo necesita cuidados y se olvidan de lo que ellos llaman “alma”. Se olvidan de la necesidad de ingerir los denominados “alimentos del alma” en sus besayunos, besalmuerzos y besacenas, además de los besaperitivos necesarios y pertinentes. Y lo más curiosos…no acuden a ningún ser-emotivo-sensible para corregir este serio-problema-de-salud-emocional.

Curioso hecho…

#historiasdeJacobo

Sobre electrocardiogramas y bandas sonoras

Uncategorized

Hoy acabo el viaje de este día paseando por la orilla de un río. Hay seres-curiosos que se abrazan. Es bonito observarlos, aunque sin duda algunos seres-muy-superiores-moralmente lo verán de forma distinta a mi. Y sobre todo hay mucho ruido.

En esta vida existe mucho ruido y poca música. La vida necesita su propia banda sonora: los cantos de los pájaros, los ladridos de los perros, los murmullos de las conversaciones, el sonido de los besos, el ritmo del latido del corazón de los pausados y el batir de las alas de los insectos que me rodean. Pero ahora sólo escucho vehículos-destinados-a-llevar-a-los-seres-superiores-a-todas-partes. Creo que les llaman coches. Es como sí a estos-entes-sapiens se le hubiese olvidado usar las piernas. Os imagináis a un pájaro volando en avión por no usar sus alas?

Casi me olvido de un detalle , en esta banda-sonora-de-la-vida no pueden faltar los maullidos y el ronroneo de los gatos (aunque maúllen en algunas ocasiones como un tal Marilin-Manson, ser-curiosamente-extraño)

Querido Jacobo:

El mar se mide por el número de olas, el cielo se mide por el número de alas de los pájaros, Cómo se puede medir el viaje de nuestra vida? Quizás por el número de latidos de nuestro corazón? Pues entonces habrá que hacer que cada momento valga la pena pues nuestro corazón siempre late. Por eso hay quien se tatúa un electro en su pecho!

#historiasdeJacobo.

Sobre caminos e Isak

Uncategorized

A base de pisar la hierba se van creando los caminos. Guiarse por los camino es muy fácil. Sólo tienes que seguir los pasos de alguien que ya ha pasado por ahí. Puede que existan caminos más bellos, o más cortos, pero alguien decidió pasar por aquel y fue creando el camino por el que ahora nos guiamos.

DSCF2755.jpg

No soy de caminos. Estos seres-racionales tienen clasificados todos los caminos: veredas, senderos, carreteras, aceras…incluso dentro de los mismos tipos de caminos subdividen!!! Carreteras regionales, comarcales, nacionales, autovías y autopistas. Hasta vías rápidas y vías de servicio! E incluso cobran por usar los caminos (creo que los seres-superiores lo llaman peaje)

En el viaje que continúo para encontrarte, Jacobo, me he dejado guiar a veces por la ilusión de seguridad que algunos caminos otorgan. Pero es una falsa seguridad, pues mi camino es otro. Quiero pisar la hierba como Isak en los montes inexplorados noruegos. Re-descubrir los senderos que la sociedad y la seriedad nos ocultan.

Y sólo un lugar por donde viajar y donde no hay caminos: el azul del cielo( el cielo es azul) Guiarme con el Sol, la Luna y las estrellas. Crear diariamente un camino nuevo. Y estrenar con ello cada día como sí fuese único. Prefiero observar los caminos y decidir cual es el mío. Sin perder de vista la tierra.

Querido Jacobo…hasta los senderos en el aire han sido creados por estos seres-racionales: los llaman rutas aéreas. Y no son conscientes, que el cielo sólo pertenece a los que se arriesgan.

Muchas preguntas sobre estos extraños-seres, estos seres-superiores-racionales, estos entes que tienden a clasificarlo todo.

Soñar es gratis. Atreverse a volar, conlleva riesgos: riesgo a re descubrirte a ti mismo…

Como sé que hiciste tú, Jacobo, cuando fuiste consciente de la amplia gama de colores que existe entre el blanco y el negro.

#historiasdeJacobo

Sobre grises y el botón del On

Uncategorized

Hay demasiada gente seria en el mundo. Cuando pasas mucho tiempo entre ellas, la seriedad penetra por tus huesos como la humedad en invierno. Estos seres-racionales deberían reírse más y verían las cosas desde otro punto de vista, porque la seriedad puede hacer que lo veas todo gris.

Y si nos ponemos técnicos…el ojo humano es capaz de distinguir 22 tipos de grises (al menos eso dicen los seres-racionales-radiólogos) así que cuando alguno de estos seres dice: no todo es blanco o negro, a veces puede ser gris, debería tener en cuenta ese pequeño detalle.

Estos seres-superiores-con-o-sin-bata deberían añadir un poco de color a sus vidas! Y hacer alguna que otra locura. Más botas y menos batas.

Que curioso es a veces el viaje de la vida. Sólo tienes que saber encontrar el botón de encendido.

#historiasdeJacobo

IMG_6664.JPG

Sobre momentos

Uncategorized

Hay tantas cosas que podría escribir y tantas las palabras, que me ocurre como le sucedió a Auden en su poema no escrito.

– Quisiera escribir las palabras más bellas…

Cuantos deseos hemos plasmado en nuestros escritos pensando que eran letra de cambio donde rogábamos a la Luna, pues ella, a diferencia del Sol, nos deja mirarla..
Letras de cambio, sin valor monetario. Valutas, fechas de vencimiento.

Respirar el mar.
Escalar las nubes.
Escuchar las olas.
Hacer una pregunta, pero no para ti Jacobo. Hoy no.