Sobre El-Gabal

Uncategorized

La primera piedra siempre es la más difícil de tallar. En ella acabo de realizar un petroglifo con la figura de Munin y de Hugin, los amados cuervos de Odin. La piedra es rectangular aunque no ha quedado muy buen tallada porque el meteorito que he podido recuperar  era de una consistencia bastante dura. Cayó una noche sobre la cima del monte de hielo y aunque bajarla no ha sido fácil lo he conseguido con más o menos paciencia. 

Llamaré a esta primera roca El-Gabal en honor al dios sirio Solar: Dios -de la montaña. A pesar de que en la bajada se ha fragmentado , como le ocurriese al obelisco de Asuan, me ha quedado un trozo lo suficientemente grande como para poder esculpir un bloque lo robusto para aguantar el peso del faro que tengo planeado construir. Ya he encontrado su ubicación: cerca del acantilado del mar de las inuits, allá donde las ballenas puedan contemplar mi trabajo. El trabajo es arduo porque he usado un trozo de roca como martillo y cincel y aún desconozco como a llegado a mi…

Entre golpe y golpe, paro para cavar la zanja donde irán los cimientos del nuevo edificio. 

A todo esto…me han llegado noticias de Campanita. Dice que Jacobo sigue volando. Espero acabar el faro, encontrar a Luna Margarita, y ver si realmente La noche oscura del espacio me deja verlo. 
El epicentro de los asteroides es un laberinto en moviemiento. Quizás el laberinto más difícil que jamás imaginase. 


#historiasdejacobo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s