Sobre luces, llamas, cera y la noche

Uncategorized

Luna Margarita está hoy de descanso y todo era oscuro. Sólo vemos las luces de las hadas de nuestro mundo que los seres-racionales llamaban medusas y las luciérnagas

Las hadas me han contado como hacer velas para alumbrar la isla por las noches y que las estrellas se entretengan en mirarnos.

Es sencillo ahora que tenemos un fuego cuya llama mantenemos viva! Las abejas nos han cedido un trozo de cera de su panal y nosotros tenemos que calentar un poquito dentro de un tarro que se mantiene dentro de una olla con agua hirviendo. Los seres-menos-racionales le llamas a este proceso “baño María”. Las sílfides dicen que hay que esperar a que la cera de derrita por completo!

Una océanide nos ha dejado un trozo de cordón de lana que venía flotando por el espacio exterior y ha caído en sus dominios. Tiene el tamaño exacto de nuestra vela. Hay que bañar el cordón en la cera caliente para que se impregne de ella.

Campanita deberá ir contando un trozo de lámina de cera de abeja en un rectángulo tan largo como el trozo de cordón que yo preparo. Son las hadas quienes nos lo indican. La vela debemos hacerla entre los dos.

Aplícamos el cordón en un extremo de la lámina recortada y pegar bien con los dedos-nos susurran desde la playa las oceanides- . La cera fundida e impregnada en el algodón harán que el cordón se adhiera a la vela- no cuenta Sila-

Ir enroscando la lámina de cera de abejas, desde el extremo en el que pegamos el cordón, hasta que terminemos de enroscar toda la lámina-nos gritan desde el cielo las estrellas-

Si la cera está demasiado fría, se quebrará – nos dice Sedna desde el fondo de nuestro mar de la isla de hielo-

Si le dais un poco de aire caliente, la cera entrará en calor y será más manejable, acercadla al fuego y os ayudo – nos cuenta una Salamandra, hada del fuego.

Una vez hecha la forma de la vela, presiónala bien con los dedos.-no conozco aún esa voz que murmura- Cuanto más compacta quede, más tardará en consumirse.
Podeis hacer las formas que deseéis. Todo dependerá del tamaño y forma en el que cortéis las láminas.

Esa voz es familiar pero con la oscuridad no podemos identificarla…curioso hecho…

La luz de la hoguera nos da la iluminación justa para empezar a fabricar nuestra vela. Así podremos salir a pasear incluso en la bocee más oscura que nos encontremos en nuestro viaje.

#historiasdejacobo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s