Sobre la lluvia que no llega

Uncategorized

La isla-polar vuelve a moverse con ritmo constante. Gira y se desplaza. Estaremos sometidos al efecto Corolis en nuestra isla según sí nos encontramos en el extremo donde da el sol o en el extremo donde da la luna? Porque en la isla de hielo no existe norte ni sur, no se hacen diferencias porque aquí no han llegado los seres-con-bata-blanca que tienden a poner nombres a todo para clasificar y hacer diferencias.

Gira el agua en distinto sentido según nos movemos de un sitio a otro? Tendremos que investigarlo…

Campanita me ha susurrado una cosa curiosa al oído. Las hadas hablan entre sí…aún no ha aparecid la lluvia en nuestro mundo de colores.

En realidad no hace falta. El avía necesaria nos lo ofrece la isla de hielo y el cielo es amplio y limpio y no necesitamos la lluvia para limpiar el ambiente.

Seguimos manteniendo el fuego, cada vez estamos más cerca del cinturón de asteroides para coger las primeras piedras para hacer nuestro horno y nuestra chimenea.

Seguimos viajando.

#historiasdeJacobo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s