Sobre fuego mágico

Uncategorized

Campanita está sentada mientras Titania habla con las hadas, las sílfides y las océanides. Las inuits permanecen en el fondo del océano descansando y las abejas y las mariposas esparcen el polen por las flores.

El maíz empieza a perder su color verde y amarillearse. Pronto habrá que fabricar un molino para moler el grano. Estaba pensando que de la montaña con el hielo perpetuo de la isla baja un riachuelo con la suficiente corriente para mover las aspas del molino. Pasa cerca del lugar donde esas planeado el limonero por lo que queda cerca de la casa que algún día existirá. De momento vamos camino del cinturón de asteroides para coger las primeras rocas u hacer el horno donde cocer los ladrillos.

Son embargo hoy ha ocurrido un hecho curioso: las sílfides han traído viento del desierto que viajaba por el espacio y han ayudado a encender un fuego pequeño pero suficiente para calentar chocolate!

Campanita piensa que el amor es como el chocolate, que finalmente siempre espesa, sólo necesita calor y una mano que lo meza. La isla polar nos ha propuesto un juego: no dejar que el fuego que calienta el chocolate se extinga y remover continuamente.

Te he comentado que el chocolate es puro al 85 %?

Pues eso, éste es el juego que nos propone. Alimentar el fuego mágico. Menos mal que arde cerca del limonero. Habrá que construir la chimenea a su alrededor!

S0022419.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s