Sobre islas de hielo

Uncategorized

Me acaba de llegar noticias del norte. El grupo donde viaja Jacobo de ha parado a descansar en una isla de hielo. Los seres-intelectuales lo llaman iceberg.

IMG_7513.JPG

Me gustan los iceberg. Creo que a Jacobo también. En un iceberg sólo observamos el extremos más elevado. Nadie se para a pensar en las raíces de la isla. Probablente cualquier ser-superior se sorprenda al leer esto porque ellos sólo ven un trozo de “hielo”; para ser una isla hay que estar anclado a la tierra. Se pierden en sus propia laberintos.

Las islas de tierra, se anclan a la tierra, precisamente por estar formada por el mismo elemento.

Las islas de hielo (conocidas por los seres-racionales como iceberg-que por cierto se pronuncia aisberg-)no pueden estar ancladas a la tierra. La tierra tiene la costumbre de establecer batallas con el líquido elemento y trata continuamente de absorberla. Casi siempre sale vencedora y en aquellos casos donde no ocurre, los seres-humanos se lamentan por las catastróficas consecuencias que provoca: aparecen las inundaciones.

No quiero hablar hoy de inundaciones así que lo dejo pendiente junto a la defensa de la inteligencia emocional de los seres-inferiores como los ratones.

Volviendo al tema. Jacobo, la luciérnaga, la inuit y las ninfas descansan en su isla de hielo. El hielo es una forma de presentarse del agua por lo que no entiendo como estos seres-evolucionamos pueden tener la idea errónea de no llamarla isla! Un iceberg está anclada al agua del que procede como una isla está anclada a cualquier placa tectónica mediante anclajes conocidos como volcanes!

Sin embargo ocurre, que el agua fluye y Jacobo lo sabe. Mientras descansa, las ninfas bailan, la luciérnaga mira a Jacobo y la ballena -inuit ha salido ha curiosear por las profundidades.

La paz y la tranquilidad rodea el trozo de Artico que guarda al grupo, las estrellas siguen observando a la luciérnaga y el viaje continúa. Fluir. Fluir. Dejarse fluir. Pero dejarse fluir con raíces bien ancladas, como las del iceberg y el océano. Sin raíces, se fluye a la deriva.

#historiasdeJacobo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s