Sobre Chica Luciérnaga

Uncategorized

Hoy he tenido que viajar sumido en la oscuridad de la noche. He olvidado mi destino y debía guiarme por las estrellas. Pensaba argumentar la superioridad de los seres-inferiores como los cánidos, felinos y roedores con respecto a la inteligencia emocional a pesar del empeño de los hombres-sin-bata en negarlo. Tendré que dejarlo para otro día pues otra cuestión ronda mi inquieta mente.

S0022419.jpg

Ya se por qué las aves no vuelan de noche (no, no es para dormir como los etólogos tratan de explicarnos). Porque cuando estas vuelan no pueden mirar al cielo pues inclinan su mirada ligeramente hacia abajo y no pueden permitirse perderse en la oscuridad de la noche.

En este viaje nocturno de reflexión, he recordado una conversación con Chica Luciérnaga. No os he hablado aún de Chica Luciérnaga? De momento podéis quedaros con esta sencilla descripción: chica luciérnaga sólo hay una, como sólo hay un Jacobo.

Ella me dio la siguiente definición:

Luciérnaga: caprichos de la Luna

Quizás los seres-superiores deberían dejarse guiar en algún momento por la luz de las luciérnagas y olvidarse de las artificiosas luces de las ciudades

Sin embargo, Chica Luciérnaga, tengo que plantearte una pregunta que se escapa de mi pobre lógica…(sí Jacobo estuviese aquí, sin duda él me sacaría de la duda). Cuando la Luna descansa y el sol no se refleja en ella…se apaga la luz de las luciérnagas?

#historiasdeJacobo
#chicaluciérnaga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s