Sobre Inteligencia emocional y roedores

Uncategorized

Que curiosa es a veces la vida. Y puestos a curiosear mi imaginación también es celosa de participar en los juegos de creación para tratar de dejar huella. Sin apenas parar en estos días (al menos mi cabeza) esta noche me dispongo a jugar con la escritura autómata, que no automática.

26122014-DSCF0461.jpg

Hace días que no salgo a buscar casas en ruinas, me he acomodado en la cama que a veces tanto miedo me da. Me da miedo dormir. Me da miedo parar mi pensamiento. Creo que me gusta crear, pensar, imaginar, resolver conflictos, idear temas para novelas que nunca escribiré, construir versos bellísimos que luego olvidaré. En el proceso soy feliz.

Sigo sin entender a los seres-con-bata-blanca-y-bolis-en-el-bolsillo. Sigo sin entender que estos mismos seres-intelectuales tiendan a clasificarlo todo. Sigo sin comprender cómo asocian la idea de existencia a nominación de la idea (si sí, nominación del objeto necesario para poder clasificarlo). ¡Le han puesto nombre hasta las capas de la atmósfera! Sigo sin entender como son capaces de construir sus propias jaulas, cerrarlas con llave y !guardar éste objeto en su propio bolsillo¡

Me asombro al observar como inventan cuestiones para explicar respuestas-NO-planteadas. Incluso ya no eres inteligente por saber mucho o poco, o por saber dar solución a un problema difícil. Ahora otros seres-sin-bata-pero-aspiran-a-llevar-una-vida-mejor han planteado que para ser inteligente de verdad tienes que tener INTELIGENCIA EMOCIONAL. Ya no importa si no sabes salir de un laberinto sino tu capacidad para llevar la situación. Ya no es prioritario saber resolver un problema sino la asertividad (tendré que buscar esta palabra en el diccionario corvino) que se tiene en la RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO.

Así qué, queridos amigos ratones que tantas lecciones habéis dado a los seres-intelectuales, es este mundo humanizado, no importa que sepáis resolver una tarea tan ampliamente comentada y tan sumamente fácil como es la resolución de un laberinto, sino la capacidad-emocional-asertiva desarrollada para resolverlo.

Así pues, los seres-humanos, aún incapaces de resolver laberintos, siempre presentarán más inteligencia (aunque sea emocional) que vosotros los roedores seres-inferiores.

Dan por hecho que estos seres-inferiores carecen de ASERTIVIDAD y capacidad de poseer INTELIGENCIA EMOCIONAL, tesis que sin duda y con mucho gusto tendré en consideración de debatir con todos vosotros en mi próxima parada para defender el honor de estos seres-inferiores que según rumores que me han llegado están montando su propio sindicato para reivindicar su derecho a poseer Inteligencia Emocional.

En fin, la noche me ha cogido con miedo a cerrar los ojos. Iré hacia el Norte para buscar en las tierras frías a Jacobo.

#historiasdeJacobo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s